Skip links

Manual vs Mecánica: ¿Qué tipo de cosecha me conviene más?

Cuando hablamos de agricultura, uno de los momentos cruciales es la cosecha. En esta se ve reflejado el esfuerzo y resultado de todo el periodo productivo y de las estrategias utilizadas. Es por esta razón que la planificación de la cosecha es primordial, ya que determinará los resultados del negocio. 

Hoy en día existen muchas especies vegetales, frutas, verduras y cultivos en general que pueden cosecharse de dos formas: mecánica o manualmente. 

No debe ser difícil para el lector comprender rápidamente en qué se diferencian, pero la verdad es que cada uno tiene sus ventajas y debilidades que debes conocer antes de elegir una o la otra. Y es que el indicado para tu realidad dependerá de los alcances de tu negocio y el contexto en el que te desenvuelvas.

A continuación explicamos lo que debes saber de cada una de las formas de cosecha, para así poder elegir la que mejor funcione para tu negocio:

Cosecha manual

La cosecha manual, como su nombre lo indica, se basa en la recolección de frutas, hortalizas entre otros, con personas que pudiendo estar especializadas o no, cosechan el producto con sus manos (muchas veces utilizando objetos con filo, como tijeras, cuchillos, o simplemente sus manos) y depositando el producto en un contenedor.  Generalmente este proceso es lento, e implica mucha energía física y horas hombre para llegar a alcanzar altos volúmenes, es por esto que es una forma costosa, y muchas veces más lenta que la cosecha mecanizada. 

La especialización de la gente, su buen entrenamiento, incentivos y el control, todo eso va a impactar en primer lugar en la productividad de la faena, como también en el daño que podría tener el producto cosechado ya que muchas veces , si se hace mal, el cosechero puede terminar dañando lo recolectado.

Cuando los productos tienen una abscisión natural, el proceso de cosecha manual es mucho más fácil y limpio, haciendo que el riesgo de daño sea menor. 

La mayor desventaja de la cosecha manual es el impacto del error humano y la variabilidad que hay entre los cosecheros, algunos cosechan un producto fuera del rango de madurez de consumo, obteniendo resultados inmaduros o sobremaduros, los cuales están fuera del estándar de calidad. Muchas veces el mal manejo de algunos y el daño realizado al producto puede generar susceptibilidad a infecciones, lo cual después puede diseminarse en la caja entera, o con la misma herramienta de cosecha esparcir una enfermedad si es que no están correctamente desinfectadas. 

Podríamos decir que una de las mayores dificultades que viven los huertos hoy en día, es la disponibilidad de gente para hacer el trabajo en los momentos que es requerido. Eso, sumado al costo de la mano de obra en los campos, complica las gestiones, que muchas veces involucran a una cantidad no menor de personas.

Cosecha Mecanizada

Por otro lado existe la posibilidad de realizar una cosecha mecanizada. Esta si bien puede ser a través del uso de una máquina completamente automatizada, muchas veces puede ser asistida por personas con la ayuda de aparatos o herramientas mecánicas que faciliten la labor. El principal problema que tiene para los productores la cosecha mecanizada es el valor de las herramientas para llevar a cabo el proceso, sin embargo este costo muchas veces te ayudará a ser más eficiente, ahorrar en problemas con el personal humano, y es que la mayor cantidad de veces, dependiendo de la superficie, esta inversión se paga con creces. Y es que implementar herramientas mecánicas a un trabajo que históricamente se hace de manera manual, puede traer grande beneficios en cuestiones como la cantidad de materia prima recolectada y la rapidez con que se haga la cosecha.

Hay demasiadas herramientas que pueden ser usadas para este proceso mecanizado como para que las nombremos todas aquí, pero digamos que al usar un camión recolector puedes apresurar mucho el proceso de cosecha, o incluso se pueden usar correas transportadoras suspendidas sobre múltiples hileras del cultivo, que pueden trasladar los productos hasta un remolque, bajando el porcentaje de riesgo de que la cosecha termine con magulladuras u otros problemas que pueden surgir en cuando se manipulan para moverlos de lugar.

Pero, si bien todo esto puede sonar excelente, la verdad es que la cosecha mecánica también tiene sus problemas y dificultades. Normalmente lo que más se recalca es que la cosecha manual sigue siendo el proceso más delicado para conseguir los productos, no por nada las cerezas en la mayoría de los lugares se siguen extrayendo de manera manual. Por otro lado, muchas máquinas, especialmente las recolectoras, normalmente no pueden funcionar con terrenos disparejos, y convengamos que hay muchas plantaciones que se hacen en este tipo de terrenos, dificultando poder mecanizar el proceso en el futuro. Es por esto que la cosecha mecanizada, sin bien es más eficiente que la manual, muchas veces es casi imposible utilizarla en ciertos productos. 

Con este breve resumen la pregunta para ti es la siguiente: ¿Cuál es la forma de cosecha que más te conviene? ¿Has evaluado las dos alternativas? ¿Sus pros, contras, costos y beneficios? Esperamos que esta información te sea de utilidad y te ayude a discernir sobre qué proceso puede acomodarse mejor a tu contexto. Y recuerda seguir visitando nuestro blog para leer más contenidos sobre agricultura.